LA POLICÍA NACIONAL ACTUÓ CONTRA LA LEGALIDAD AL AMENAZAR A LOS MIEMBROS DEL COLECTIVO REVERSO DE DETENCIÓN POR  PROTESTAR DESNUDOS ANTE EL CONGRESO

EL COLECTIVO REVERSO, QUE EL PASADO SABADO REALIZÓ LA PROTESTA ANTE EL CONGRESO DENUNCIANDO LA PRECARIEDAD DEMOCRÁTICA Y EXIGIENDO UNA LEY INTERSEXO, DENUNCIA QUE, AL TERMINAR LA ACCIÓN, LA POLICIA NACIONAL QUE CUSTODIA EL CONGRESO ACTUÓ DE FORMA NO ACORDE CON LA LEGALIDAD AL AMENAZAR A LOS MIEMBROS DEL COLECTIVO CON SER DETENIDOS SI NO SE RETIRABAN O SE VESTÍAN INMEDIATAMENTE

TRAS CONSULTARLO CON LOS ABOGADOS DE LA ASOCIACIÓN CONSIDERAN HAY UN POSIBLE/PRESUNTO DELITO DE COACCIÓN YA QUE NO SE PUEDE DETENER A NADIE POR IR DESNUDO POR LA CALLE NI POR REALIZAR UN ACTO PACIFICO DE PROTESTA

REVERSO ESTUDIA INTERPONER QUERELLA CONTRA EL CUERPO DE POLICÍA

__________________________

Cuando el pasado sábado 19 de julio la Policía Nacional que custodia el Congreso amenazó a los miembros del colectivo REVERSO con detenerlos por presunta alteración del orden público y exhibicionismo estaban incurriendo en un posible delito de intimidación y amenaza de detención ilegal.

En la acción el "cyborg pangénero" del colectivo REVERSO, Jaime del Val, camina desnudo y con aparatos electrónicos sobre el cuerpo, proyecta imágenes de partes de su cuerpo (genitales, y otras partes) capturadas por cámaras de vigilancia colocadas en la piel que producen imágenes amorfas y casi abstractas de la anatomía. Es una protesta contra la sociedad del control y la vigilancia así como contra la cultura neoliberal de la simulación, de cuerpos y afectos estándar, que nos reproduce como clones y esclavos del mercado, poniendo de manifiesto la debilidad de democracias parlamentarias como la española que ha sido en las últimas décadas una dictadura de hecho de promotoras inmobiliarias y otros agentes del mercado mientras cierra los ojos ante la violencia del sistema. En la acción se reivindicaba también una ley intergénero e intersexo que permita identificarse legalmente como no perteneciente ni al sexo masculino ni al femenino, sino a uno intermedio o totalmente fuera del binarismo de género y sexo.

La ley en España permite claramente el nudismo en todos los lugares públicos ya desde que en 1978 se aprobara la constitución, más aun desde 1989, cuando se transforma el artículo 431 de la Constitución de escándalo público para suprimir las consideraciones morales, que eran anticonstitucionales, y sin ningún género de dudas desde 1995 con la aprobación del nuevo código penal en el que la figura del "escándalo público" deja de existir como delito.

El nudismo está claramente permitido al no estar prohibido por la ley. Todo lo que no está prohibido por la ley está permitido. Este es un principio esencial de la democracia.

A su vez la constitución ampara el nudismo con diversos derechos:

-La libertad de ideológica y de opinión (libertad de expresión).

-No discriminación por ideas.

-Deambular por todo el territorio.

-Derecho a la propia imagen.

-La igualdad de moralidades siempre que no atenten contra la constitución o leyes (el nudismo, como hemos visto no es ningún delito).

No puede confundirse el nudismo con el exhibicionismo.  La ley es muy clara en este punto y acompaña con una definición de lo que puede considerarse exhibicionismo: "actos lúbricos o de exhibición obscena ante menores o deficientes mentales". Es decir, estamos hablando de actos sexuales en público, los cuales se pueden realizar con o sin ropa. Lo que sí está penalizado es la realización de actos de carácter sexual en presencia de menores o deficientes mentales, únicamente.  Ni siquiera están penalizados o son ilegales los actos sexuales en público que no sean presenciados por un menor o discapacitado.

Los agentes insistieron el pasado sábado en que no podía ir así por la calle, que podría ser denunciado por el padre o tutor de un menor o deficiente y que no podían permitir que caminara así por la calle. Todo ello es falso, ya que un padre o tutor de menor solo tiene derecho a denunciar actos sexuales en público presenciados por el menor o incapaz y no la desnudez.

Muchas personas y agentes de policía no conocen la ley en estos puntos, aunque los agentes tienen obligación de conocerla, y pueden dejarse llevar por juicios morales que son actualmente inconstitucionales e ilegales si se aplican como ley. Los agentes reconocieron finalmente el pasado sábado que los hechos no eran denunciables por lo que en este caso sí conocían la ley y actuaron en contra de ella, lo que podría constituir una agravante.

Respecto a la alteración del orden público, se castiga como autores de este delito a quienes actuando en grupo y con la finalidad de alterar la paz pública (entendida en el sentido de tranquilidad en las manifestaciones colectivas de la vida ciudadana) causan lesiones a las personas, producen daños a las propiedades, obstaculizan las vías públicas o los accesos a las mismas de manera peligrosa para quienes circulan por ellas, o invaden instalaciones o edificios. Sería por ello disparatado calificar la actuación pacífica del sábado noche ante el congreso de alteración del orden público.

La ley que regula las protestas ciudadanas es muy clara en relación con que solo deben comunicarse a al delegación del gobierno aquellas en las que participen más de 25 personas. Por lo tanto un acto pacífico en el que participen menos de 25 personas está claramente permitido y no es necesario comunicarlo a la delegación. El pasado sábado el acto fue llevado a cabo por una sola persona: Jaime del Val, y otro miembro de REVERSO que grabó la acción. Dado que las protestas ante el congreso no se permiten ante la misma fachada los miembros de REVERSO aceptaron realizarla en la plaza de las Cortes, lugar habitual para las misma, no infringiendo con ello ninguna ley. Los viandantes y público espontáneo o que acudió expresamente no podían considerarse como participantes de la acción y en todo caso no se produjo ninguna aglomeración ni hubo mementos constitutivos de peligro.

Muy al contrario el público reaccionó con el interés habitual que viene demostrando ante las acciones del colectivo, sin percibirse el menor malestar ni producirse la más mínima situación violenta, de lo cual hay testigos dispuestos a declarar.

Si hubieran llevado a cabo la detención con la que amenazaron a Jaime del Val hubieran incurrido, sin lugar a dudas, en una detención ilegal. Al utilizar el argumento como medida disuasoria podrían haber incurrido en un acto de intimidación y amenaza de detención ilegal.

La Asociación Transdisciplinar REVERSO estudia ahora llevar el caso a los tribunales con el fin de que quede claro a todo el cuerpo de Policía, Nacional, Local y Guardia Civil, que no se puede detener a nadie por ir desnudo por la calle y ni por realizar un acto de protesta individual legal ante un edificio público.